domingo, 16 de enero de 2011




Deixis en fantasma




Aquello.


No eso.


Ni -mucho menos- esto.


Aquello.


Lo que está en el umbral


de mi fortuna,


Nunca llamado, nunca


esperado siquiera; sólo presencia que no ocupa espacio,


sombra o luz fiel al borde de mí mismo


que ni el viento arrebata, ni la lluvia disuelve,


ni el sol marchita, ni la noche apaga.


Tenue cabo de brisa


que me ataba a la vida dulcemente.


Aquello


que quizá hubiese sido


posible,


que sería posible todavía


hoy o mañana si no fuese


un sueño.

-Angel González- (Te robé un poquito al autor... I´m sorry ;)

Un paseo con Pio.

Situación: Pio y yo en la calle.... 6:00 pm.

Señora: ¡Niña, echalo p´alla, en la puerta noo, que lo pisamos..!

Yo: (con mirada sarcástica-sonriente) no está en ninguna puerta, pero no se preocupe señora, que no dejo nada en la calle, para eso llevo una servilleta de papel en la mano.

Señora: (con mirada de recelo, y ya avanzando del brazo de su marido) los perros, los perros.....

Yo: no se preocupe señora si no hay apenas zonas verdes en la ciudad en la que vivimos (o las que hay están "yonkizadas"), si los contenedores de reciclaje sirven solo para darle color a las calles (ya que luego lo vierten todo en el mismo camión), si nuestro ayuntamiento ha tenido estas pasadas fiestas una iniciativa tan absurda como lanzar al aire 5000 globos de plástico con deseos de nuestros conciudadanos (iniciativa aplaudida por todos, pero material que ensuciará y tardará en descomponerse miles de años). Todo por no hablar de mala gestión de fondos públicos y demás... Pero no se precupe señora, que no va a llevarse una caca de perro a casa, con lo "fregaito" que lo ha quedado todo esta mañana..... Eso si que sería un problema.

sábado, 15 de enero de 2011


"El bosque sería muy triste si sólo cantaran los pájaros que mejor lo hacen".
-Rabindranath Tagore-

¡Optimismo!

video

viernes, 14 de enero de 2011

miércoles, 2 de junio de 2010

Y entonces, lluvia de verano...


¿Saben lo que es la lluvia de verano?

Primero la belleza pura horadando el cielo de verano, ese temor respetuoso que se apodera del corazón, sentirse uno tan irrisorio en el centro mismo de lo sublime, tán frágil y tan pleno de la majestuosidad de las cosas, atónito, cautivado, embelesado por la magnificencia del mundo.

Luego, recorrer un pasillo y, de pronto, penetrar en una cámara de luz, Otra dimensión, certezas recien formadas. El cuerpo deja de ser ganga, el espíritu habita las nubes, la fuerza del agua es suya, se anuncian días felices, en un renacer.

Después, como a veces el llanto, cuando es rotundo, fuerte y solidario, deja tras de sí un gran espacio lavado de discordias, la lluvia, en verano, barriendo el polvo inmóvil, crea en las almas de los seres una suerte de hálito sin fin.

Así, ciertas lluvias de verano se anclan en nosotros como un nuevo corazón que late al unísono del otro.

"La elegancia del erizo"
-Muriel Barbery-

lunes, 2 de noviembre de 2009

“Queridos amigos:

Hemos fracasado... ¡ pero insistimos!

Hemos fracasado y seguiremos fracasando una y mil veces porque montamos en alas de un pájaro llamado “intento” que vuela sobre las frustraciones, las debilidades y las pequeñeces.

Es la fe en nuestro destino, es la fe en la justicia de nuestra acción, es la fe en nosotros mismos, es la fe en el ser humano, la fuerza que anima nuestro vuelo.

Porque no es el fin de la Historia, ni el fin de las ideas, ni el fin del hombre, porque no es tampoco el triunfo definitivo de la maldad y la manipulación, es que podemos intentar siempre cambiar las cosas y cambiarnos a nosotros mismos.

Este es el intento que vale la pena vivir porque es la continuación de las mejores aspiraciones de la gente que nos ha precedido. Es el intento que vale la pena vivir porque es el antecedente de las futuras generaciones que transformarán al mundo”.

-Silo-